30/1/13

Confianza... ¿dónde te perdí?


Lejanos recuerdos rondan mi mente, acechan mi felicidad buscando una apertura, una minúscula ranura por la cual traspasar mis barreras y atacar.

No merezco sufrir, no dejaré que me hundan en la miseria. Lucharé hasta el último soplo de mi corazón para impedir que destruyan mi cuento de hadas.

Puedo sentirles cerca, se abalanzan contra mi escudo intentando atravesarlo mas sus esfuerzos son en vano. Mi coraza esta reforzada, reforzada con una capa de felicidad prácticamente indestructible pero que pende de un fino hilo que amenaza con romperse a cada segundo que pasa.

+No te dejaré hacerme daño.

-Ese no es mi objetivo.

Ha planificado una nueva estrategia, una nueva táctica basada en mentiras y engaños.

+No soy esa chica inocente del ayer, he madurado, he aprendido a valorarme y a distinguir lo falso de lo verdadero.

-¡Escúchame! Te lo suplico.

¿Súplicas? Ha caído bajo, demasiado bajo. Las lágrimas surcan su rostro pero mi corazón es incapaz de sentir pena por él. Y le entiendo, él ha sido el causante de todas y cada una de las lágrimas derramadas.

+No te humilles, no conseguirás nada a parte de ponerte en evidencia. No te perdonaré, esta vez no.

<<La confianza es uno de los sentimientos más amargos de todos, se tarda mucho en conseguir y demasiado poco en perder>>

9 comentarios:

Virginia Cano Lomas dijo...

muy cierto, me gusta la entrada!! ^^

Itachi Uchiha dijo...

Pero hay confianzas más fuertes y pesadas que cuesta más que abandonen a uno mismo, al igual que hay confianzas débiles que a la primera de cambio abandonan su refugio. Muy interesante el post.
Un saludo

"El blog de Itachi"

Destiny dijo...

Me encanta tu entrada ! que razon
te invito a pasarte si quieres :) coleccioniistademomentosfelices.blogspot.com.es

Esperanza Writes Too dijo...

Yo soy MUY desconfiada. Los golpes que la vida me ha ido dando a lo largo de los años me han demostrado que no se puede confiar en nadie tan a la ligera. Es muy difícil que alguien se gane mi confianza, y como me haga una, ya no la recupera.
¡Me ha encantado la entrada!

Besitos.

Esperanza Writes Too dijo...

Yo soy MUY desconfiada. Los golpes que la vida me ha ido dando a lo largo de los años me han demostrado que no se puede confiar en nadie tan a la ligera. Es muy difícil que alguien se gane mi confianza, y como me haga una, ya no la recupera.
¡Me ha encantado la entrada!

Besitos.

J and V dijo...

nos encanta tu blog, te seguimos, un beso<3
http://adolescenteconhormonasdesenfrenadas.blogspot.com.es/

Yellowprincess dijo...

Creo que todas hemos llegado alguna vez al extremo de decir eso, o, como mínimo, pensarlo.
Me encanta tu blog, nunca me canso de decírtelo :)

Utopía dijo...

OLE! Así se habla.
Admiro tu fortaleza :)
Me encanta sobre todo la frase de "mi coraza está reforzada, reforzada con una capa de felicidad" Es una frase original y... perfecta! Al igual que la entrada ;)
Un abrazo :3

Virginia Cano Lomas dijo...

Guai mola sigue asi ^^