3/4/13

Capítulo 4


Quería negarme. Quería poder manejar mi propia vida pero ¿a quién pretendo engañas? No era más que una marioneta en manos de aquel hombre. Me manejaba a su antojo, sin importarle lo dañinos que podrían resultar sus actos en mí. Mi vida, desgraciadamente, no era mía.

Hacía un par de horas que había salido de aquella lujosa mansión. Su petición, por primera vez, me sorprendió. Sabía que él era una persona ruin y malvada que solo pensaba en su propio bienestar, pero ¿llegar a ese punto? Nunca lo había creído posible.

Mis mejillas estaban húmedas, el gélido viento se había encargado de hacer desaparecer las lágrimas pero, aun así, todavía quedaban resquicios de ellas casi imperceptibles en mi tez.
Me sentía impotente. No existía nada que yo pudiera hacer a mi favor. Me tenía que resignar a seguir órdenes.

***

-¿Qué te dije? ¡Te prohibí verle!- su piel había adquirido un tono rojizo por la ira. Sus manos sujetaban con fuerza un teléfono, por aquel hecho supuse que tendría miles de llamadas perdidas en el móvil.

-Mamá lo siento pero…

-¡Nada de peros!- me interrumpió - ¿Sabes de lo que es capaz ese hombre? ¡No te quiere! ¡No le importa nadie salvo sí mismo!

-¡Eso ya lo sé!- grité - ¡pero no podía faltar! Sabes lo que pasó la otra vez por desobedecerle…-mi voz perdió fuerza a medida de que las palabras atravesaban mis labios.

-Cariño…-no hablo más. Me abrazó y supuse que ella también estaba recordando aquel suceso años atrás.

Flashback

Las nubes cubrían el cielo y descargaban agua sobre nuestras cabezas. Mierda… ¿por qué teníamos que habernos olvidado el paraguas?

-No te preocupes, nada de lo que ha ocurrido es tu culpa- mentira, todo era a consecuencia de mis actos. Habíamos perdido todo. Únicamente  por querer ser dueña de mi propia vida.

-¿Qué haremos ahora? – nos acababan de quitar la casa y el trabajo de mi madre había quebrado por causas “desconocidas”

El frustrado y cansado suspiro que profirió mi madre me hizo temer lo peor.
-Tu padre nos ha comprado una casa a unas cuantas calles de la suya. Supongo…-le falló la voz- .Supongo que tendremos que resignarnos y mudarnos. No tenemos otra opción.

Aquello hizo que mi vida diera un gran cambio. ¿A peor?  Es posible.

6 comentarios:

Sra Cafeína dijo...

Me encantó Picassa! Estoy realmente enganchada a esta historia,y me encanta tu imaginación,un beso(:

Alba Horan dijo...

Siguienteee :)

May R Ayamonte dijo...

ahh por Dios quiero saber más *_*
en serio,
me gusta mucho!!
Un besazo, May R Ayamonte

Gertru Mierder dijo...

Hola ! (: Lo primero: Aunque ponga que me llamo Gertru Mierder, no hagas caso, es que me apetecía hacer el tonto. Me llamo Eva, en tuenti soy "Fotosyrelatos Ylavidamisma" ajaja
Bueno, me acabo de leer los cuatro capítulos de golpe y la verdad es que me encantan ! Están perfectos... si puedo encontrarle un único fallo, es una tontería, una sola palabra escrita mal sin querer: "¿a quién pretendo engañas?" Supongo que querías poner engañar (:
Bueno, como te decía, me encanta. Espero que subas el próximo capítulo, avísame cuando lo hagas (: Besos.

Blake Humphrey dijo...

Lo siento por tardar tanto en contestarte pero es que lo leí a toda prisa y se me olvidó comentar... lo siento mucho pero ya me he puesto al día. ;)

En serio odia al padrastro pero ¿como puede ser tan malo? no lo entiendo, pero que gentuza.
me ha gustado mucho el capitulo vamos como los anteriores jejje pero se me ha hecho muy cortito por fis no tardes en subir el próximo :)
un beso!

Narumi Inagas dijo...

No tardes en subir el siguiente ^///^